miércoles, 27 de enero de 2016

Otro espanto venezolano: El ánima sola

En el post anterior me faltó un espanto, o si se quiere un fantasma, bastante conocido en los llanos de Venezuela: El ánima sola. Acá les dejo un par de historias sobre ella. 

    Es uno de los más espeluznante espantos del que se tenga noticias, tiene como finalidad el hacer daño por efecto psíquico u otros medios de manipulación de terceros. Se presenta en forma de mujer de largos cabellos y atractivo rostro y tiene la finalidad de cobrar las velas de las Animas Benditas, pues en estos pueblos la gente acostumbra a pedir favores a las Ánimas y estas casi siempre le conceden los favores a cambio de que se tengan prendidas cierta cantidad de velas durante un tiempo antes prometido, de no cumplirse con esta contra prestación de los devotos, hace su entrada el Anima Sola; para recordar la deuda de una manera tenebrosa. En cierto pueblo se cuenta que una señora devota de las ánimas, en una ocasión olvidó prender la prometida vela a pago de favores de éstas, esa noche tocaron a su puerta y resultó ser una amiga de la cual tenia tiempo no veía, para su desdicha e ingenuidad la invitó a pasar, al momento y una vez dentro la visita se convirtió en un celaje que recorrió --cual inmensa sombra negra-- toda la sala, tomando a su víctima por los cabellos en repetidas ocasiones causándole grandes moretones, la señora aterrada se arrastró como pudo hasta el altar y prendió temblorosa un cabito de vela a la vez que pedía perdón por el olvidó, al momento la gran sombra abandonó la casa; dejando privada a la olvidadiza señora, quien desde entonces prende a diario gran cantidad de velas, aunque no haya nunca más pedido un favor ni dejado pasar a su casa visita alguna.

Esta es la imagen que comunmente se ve en las tiendas esotéricas.
Si, ese tipo de tiendas existe aun acá, en pleno siglo XXI
Esta es la versión más conocida de la historia. Acá otra, pero no le veo mucho sentido realmente. 

EL ANIMA SOLA, Celestina Abdégano, está condenada a sufrir la pena de una inmensa soledad hasta el fin de los siglos, porque perteneciendo a las mujeres piadosas de Jerusalén que tenían por oficio asistir a los condenados, sucedió que en la tarde del viernes Santo, día en que murió Jesucristo, le tocó a Celestina subir al Calvario con un cántaro de agua refrescante para darles de beber a los mártires del patíbulo y de esta bebida les dio a Dimas y Gestas, pero por temor a los judíos no quiso darle de beber a Jesús y fue condenada a andar errante en el mundo.

Esta otra imagen, de la artista Victoria Frances, sería una actualización apropiada
a la imagen del mito.

Debo agregar además, que este espanto es muy usado en el esoterismo que abunda acá, como si viviésemos en el oscurantismo aún. También es mencionada en la novela Doña Bárbara como "el alma más necesitada del purgatorio", que le arranca de los labios un padrenuestro al viajero. 


3 comentarios:

  1. ¡Qué interesante las historias que cuentas! Me gusta mucho este tema la verdad y espero con ansias que escribas sobre otros personajes de las leyendas de tu país.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ahora, esos son los que conozco. Otros mitos son variantes de este mismo o de algunos más universales, como el jinete sin cabeza o los duendes, que acá no son como el clásico Leprechaun irlandés, sino más bien como poltergeist.

      Eliminar
  2. Siempre es enriquecedor conocer el folclore de otros países.
    Un saludo.

    ResponderEliminar