jueves, 5 de mayo de 2016

LA MONTAÑA DE SORTE

Un caluroso saludo a todos aquellos que me leen. Saliendo un poco de la onda de política que inundó mi último texto subido al blog, hoy les traigo algo que retoma la vieja onda del blog. Esta vez no se trata de una reseña literaria, sino sobre misterios de mi país, en concreto de la Montaña de Sorte. La sugerencia vino de mi buen amigo, el escritor español R.R. López. Dado que todavía estoy esperando ver la película The Witch (La bruja), esto servirá para aliviar esa espera.

La montaña de Sorte o Monumento a María Lionza está ubicada en el estado Yaracuy, al Noroeste de Venezuela.


Es un lugar bastante conocido, incluso fuera de nuestras fronteras, por ser foco de ritos de magia, brujería o hechicería (o también santería), tanto blanca como negra. En Venezuela existe un lugar así... un lugar donde no hay seguridad, ni creo que la guardia nacional haya entrado nunca a esa montaña a hacer algún operativo (como a muchas barriadas de las grandes ciudades últimamente). Ese pedazo de territorio es un lugar en el cual no manda la ley venezolana (otra vez, esto también se extiende a muchos sectores de las grandes ciudades). Es una región controlada por los brujos locales, quienes son quienes dan el acceso al lugar luego de consultarle a Maria Lionza.



¿Quién es esta figura de la que se habla? Según Wikipedia, tenemos lo siguiente: “María Lionza, María de la Onza, Yara, Guaichía es una deidad femenina mística autóctona del folklore venezolano. Representada popularmente como una diosa o reina, María Lionza es la figura central del llamado Espiritismo Marialioncero, culto en el que se mezclan ritos y creencias católicas, indígenas y africanas; y que ha absorbido elementos de la religión yoruba y elementos místicos y teológicos de otras culturas.”

En Sorte, los brujos/hechiceros permiten que los demonios, espíritus y santos desciendan sobre ellos y tomen posesión de su cuerpo, permitiéndoles una vía de comunicación con los humanos, quienes reciben revelaciones, reciben bendiciones, se les hacen trabajos (brujerías, buenas y malas) entre otras cosas. Velas, tabaco humeante, mucho aguardiente y una sincrética mezcla de bustos de vírgenes, santos católicos y deidades africanas.





La fiesta central en ese lugar se celebra cada 12 de octubre. A mí me parece increíble que en pleno siglo XXI, las personas aún tengan la necesidad de buscar protección o respuestas en estos medios en un país sumido en una crisis económica y con una de las sociedades más violentas del mundo. Por otro lado, hay quienes critican lo que consideran una decadencia de los cultos en Sorte, con la aparición de charlatanes, falsos practicantes y todo tipo de comerciantes.







En los años 90 se hicieron varios programas documentales sobre este sitio. Particularmente recuerdo uno llamado Alerta!, por el hoy desaparecido canal RCTV. Esta fue una de las promos de dicho programa:


Bueno, por ahora es todo. Hay muchos artículos, incluso de prensa escrita al respecto y no sólo de mi país. Para cerrar, les dejo un extracto de la versión digital de un diario llamado Noticias24:

Un hombre expulsa sangre por la boca con los ojos vacíos. Entre convulsiones, se acerca a una mujer enferma y la besa, mientras la multitud que inunda la montaña de Sorte (norte de Venezuela), celebra ya la sanación y agradece a la “reina” María Lionza.
La semana del 12 de octubre, centenares de espiritistas, adeptos de la santería y ciudadanos en busca de salud, consuelo o protección se dan cita en esta montaña venezolana, donde según la tradición apareció María Lionza, deidad femenina y pilar de esta creencia.
“Es un lugar muy especial, con mucha fuerza y energía porque aquí se vio a la reina. Es tan poderosa Sorte que por la noche las raíces de los árboles desprenden luz”, asegura la santera Meyra Peña.

Cada rincón de esta montaña selvática, sembrada de pequeños senderos y riachuelos, sirve de altar.” 

4 comentarios:

  1. muy interesante, el sitio tiene que ser muy tétrico.
    Me recuerda a los lugares donde hay apariciones de la virgen, solo que aquí el ente adopta otra identidad, quizá adaptándose a los ojos y cultura de quienes la adoran. Pienso que al final solo son disfraces que usan estas fuerzas, por llamarlas de algún modo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, en las fotos se ve. Lo que comentas de la virgen, me recuerda los capítulos que he leído hasta ahora de tu nueva novela. Un saludo.

      Eliminar
  2. Pues muy interesante el tema que has escogido para escribir, permitiéndonos a los que no somos venezolanos conocer una faceta distinta de tu país. Por cierto...¿La película que mencionas tiene algo que ver con este lugar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Elwin. No, la película no tiene nada que ver. Es algo sobre brujería y posesiones. ambientada en la época de las primeras colonias en Estados Unidos. Año 1630, creo. Lo único que tendría de relación es el tema de fondo, nada más.

      Eliminar