miércoles, 3 de febrero de 2016

Libros que poseo en físico y algo de historia sobre ellos.

Un saludo a todos. Hoy quisiera compartirles algunos de mis tesoros. Me refiero a libros. Estos son los libros que poseo en físico. Muchos de ellos los he leído en reiteradas ocasiones a lo largo de los años, pues muchos de ellos los poseo desde hace más de 20. Ahora tengo un Kindle de Amazon, donde leo cantidad de libros que es imposible conseguir en físico o son demasiado costosos. Sí, porque hasta los costos de los libros se han disparado en mi país, mientras que el nivel cultural (y de lectura) ha descendido en picado desde hace mucho tiempo.



R.L. Stevenson
Comenzamos entonces con uno de mis autores favoritos: Robert Louis Stevenson. El primer libro de literatura que terminé fue La Isla del Tesoro, cuando contaba con 12 años. No fue exactamente esta edición que muestro acá, pero en la actualidad es el que poseo. Lo adquirí de 2da mano en 1994 y ya estaba más o menos como lo ven. 

De izquierda a derecha: Las nuevas Mil y una noches, La isla del Tesoro, de la editorial Clásicos Juveniles Altea y El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, de Ediciones Anaya.
Aquí podemos ver también otros dos de mis libros favoritos: El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, que es una novela de misterio-suspenso-terror, algo muy distinto de los relatos  aventureros a los cuales nos tenía acostumbrados Stevenson. Entre los temas tratados en Dr. Jekyll & Mr. Hyde se encuentran la dualidad humana, elemento que está siempre presente en muchos relatos de este autor. En esta edición (Anaya), que tiene una traducción magnífica, se incluyen también dos relatos: Olalla, que es una historia de romance gótico, ambientada en España,  con un giro argumental bastante bueno; y para cerrar, Markheim, una historia donde aparece el demonio como vigilante atento y censor de las maldades de los seres humanos. Además, al final, el libro trae un estudio sobre el autor, la época y un análisis bastante profesional sobre cada uno de los relatos. El otro libro, es Las nuevas mil y una noches, una colección de relatos cortos, de los cuales los primeros siete están interrelacionados: La historia del joven de las tartas de crema, La historia del médico y el baúl de Saratoga y La aventura de los coches de alquiler juntos conforman El Club de los Suicidas. El diamante del Rajá, es otra historia que está formado por los relatos La historia de la sombrerera, la aventura del joven eclesiástico, la casa de las persianas verdes y la aventura del príncipe Florizel y el detective. Estos dos se ambientan en Londres y París en la época victoriana (Siglo XIX). Los dos últimos, Refugio por una noche y La puerta del Señor de Malétroit, están ambientados en el siglo XV y se encuentran ambientados en París y no tienen ninguna relación entre sí. Es un libro magnífico, para leer entre libros más largos e ideal para un lector “novato” que quiera iniciarse en la literatura de una forma ligera.

Debo agregar que también he leído de este autor, en el kindle, El diablo en la botella, que es un relato excelente y bastante reflexivo sobre los deseos y el precio que conlleva verlos realizados y La Flecha Negra, que está ambientado en La Guerra de las Rosas, la guerra civil que sacudió Inglaterra en el siglo XV y que enfrentó a las casas de York y Lancaster por el trono del reino.

Acá les dejo la dedicatoria que trajo esta edición de la Isla del Tesoro:

“AL COMPRADOR INDECISO
Si las historias y canciones marineras,
tempestades y aventuras, calor y frío;
si goletas, islas y robinsones
y bucaneros y tesoros enterrados,
y todos los antiguos romances, cantados de nuevo,
exactamente igual, a la vieja usanza,
pueden gustar, como a mí me gustaban en la juventud,
a los juiciosos jóvenes de hoy:
Así sea y ¡adelante! Pero si esto no ocurre,
si los jóvenes estudiosos de hoy ya no anhelan
viajes con Kingston, Ballantyne o Cooper
por bosques y a través de las olas;
¡Así sea también! ¡Y sólo quiero yo
compartir la sepultura con mis piratas,
allí donde yacen estos y todas sus creaciones!”
Robert Louis Stevenson

Ilustración de la nave La Hispaniola, según la describen en el libro.

Distribución del barco, algunos tipos de nudos y velas con las cuales se aparejaba un barco.

Mapa de La isla del Tesoro, con las indicaciones, tal como se describe en el libro.

J.R.R. Tolkien.
Si existe alguien en esta época que no conozca la obra de Tolkien hay dos posibilidades: tiene menos de 10 años de vida o ha vivido aislado del mundo, bajo una roca o quizás en la luna. Es uno de mis autores contemporáneos favoritos, padre de la fantasía épica y creador de uno de los mundos más vastos y detallados que existen: La Tierra Media (Middle Earth). Aunque conocía la obra de Tolkien desde 1994, no fue sino hasta el 2001, con el estreno de la película El Señor de los Anillos: La comunidad del anillo (una de mis favoritas de todos los tiempos, empatada en el 1er lugar con El Padrino y Starwars: El Imperio Contraataca) que pude conseguir estos libros que les presento acá. Los primeros que hallé fueron El Silmarillion y el Hobbit, los cuales leí antes del estreno de la película. Luego pude comprar los 3 que conforman la historia de la guerra del Anillo: La comunidad del Anillo, Las dos torres y El retorno del Rey. El silmarillion, para los que no lo conocen, relata la creación del mundo, llamado Arda y contiene relatos correspondientes a la primera edad, a tiempos antiquísimos antes de que existieran el Sol y la Luna. Habla de la creación de los ainur, que vienen a ser equivalentes a los ángeles, la rebelión de uno de ellos, teniendo gran paralelismo, según me cuentan, con Paraíso Perdido de John Milton, la creación de los Elfos y los Hombres y muchas de las cosas que sucedieron durante los primeros tiempos del mundo.
De izquierda a Derecha y de Arriba hacia abajo: El Silmarillion, el Hobbit, Trilogía El Señor de los Anillos y Los Hijos de Húrin.
 El de la derecha, Los Hijos de Húrin es el relato detallado de una de las historias que conforman el Silmarillion, la que trata de Turín Turambar, el personaje con más mala suerte de toda Arda. Turín es un héroe trágico, que deseaba hacer cosas bien (excepto eso de meterse a bandido), pero que por obra de una maldición que el primer Señor Oscuro Melkor (de quien Saurón era por entonces sólo un sirviente) puso sobre su padre y sobre toda su familia, siempre que intentaba algo sólo empeoraba las cosas. Incluso se cambió el nombre, a ver si la maldición lo dejaba, pero no sirvió de nada. A pesar de esto, grandes hazañas llevó a cabo y está considerado uno de los mayores héroes de Arda, volverá blandiendo su espada Anglachel cuando sea el momento de la batalla del final de los tiempos. Este libro, aunque es un tanto pesado, en el mismo estilo del Silmarillion, es bastante bueno y amplía grandemente una historia que se cuenta de forma escueta en aquel. Me gustaría que existiera uno así sobre Beren y Luthien. Por cierto, si alguna vez se da el hecho de que El Silmarillion es adaptado, no deben hacerlo en forma de película, sino en forma de serie, como sucedió con Game of Thrones. Y aunque me encantó lo que hizo Peter Jackson con la trilogía de los Anillos, este no debe acercarse, ni con garrocha a El Silmarillion.

Bueno, como este post se extendió mucho más de lo que pensaba, haré la 2da parte en otro momento, hablando de los otros libros que están en la foto inicial. Hasta entonces, amig@s. (Si sé que este es un mal uso del carácter @, pero me tomaré esa licencia)


4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Saludos, amigo. Creo que es el que más abundaba en todas las librerías. En el kindle tengo una edición ilustrada...

      Eliminar
  2. ¡Da gusto "conocer" a otras personas amantes de la literatura y con quienes compartir tu pasión, así como aprender de los demás! Se nota que has escrito este post con mucho amor hacia estas historias. Hiciste que me entusiasmara de nuevo en leer este libro de Stevenson que hace más de una década tengo pendiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los libros de Stevenson que he leído son altamente recomendables. Los de relatos cortos son especialmente buenos para leer entre libros más grandes.

      Eliminar