lunes, 29 de febrero de 2016

Reseña: La llave del Abismo.

La llave del Abismo:

¿Qué sucedería si combinamos la ambientación de Un Mundo feliz (novela que, dicho sea de paso, no le tengo mucho aprecio, pues no me gustó nada) y los relatos de los mitos de Cthulhu, y además, unos personajes que parecen salidos de una serie de ánime japonés? Pues este libro del cual les hablaré.



Sinopsis:

La llave del abismo es un thriller de ambiente futurista donde José Carlos Somoza, utilizando técnicas narrativas que van desde los juegos de rol hasta las clásicas novelas de aventuras, evoca un universo de sombras cuya explicación final dejará sin aliento al lector. Y también es un trepidante viaje a los entresijos de la fe, una reflexión sobre lo que implica matar en nombre de las creencias religiosas y una revelación de lo que realmente se oculta tras ellas. La vida rutinaria de Daniel Kean, joven empleado ferroviario, queda marcada para siempre cuando en un día normal de trabajo descubre a un pasajero con una bomba adherida a su cuerpo. Antes de que pueda reaccionar, el extraño le propone un arriesgado trato... A partir de ese momento, la familia de Daniel estará en peligro, y la única posibilidad de salvarles residirá en descubrir quiénes se esconden tras el atentado terrorista del tren. Daniel Kean cruzará tierras pobladas de tinieblas, remotas leyendas y dioses arcaicos, desde Japón hasta los últimos confines de la Tierra, para hallar la Llave del Abismo y descifrar así la verdad sobre la entidad suprema que rige el mundo. Una verdad tan imprevista como pavorosa.

Sobre el autor:



Nació el 13 de noviembre de 1959 en La Habana, Cuba. En 1960 su familia tuvo que exiliarse por motivos políticos. Se mudaron a España, donde ha vivido toda su vida. Residió en Madrid y Córdoba, donde comenzó sus estudios de medicina y psiquiatría. En 1994, con el título de psiquiatra bajo el brazo, empezó a enviar manuscritos a concursos y editoriales. Su primera novela se publicó ese mismo año, tras haber ganado un accésit en un premio. Decidió, de allí en adelante dedicarse a escribir, cosechando gran éxito a nivel internacional. 



Mi opinión y reseña:

El libro comienza de una manera excepcional. Los capítulos son bastante largos, pero están segmentados en fragmentos relativamente cortos donde se puede tomar pausa en la lectura, lo cual se agradece bastante. En lo personal, a mi no me agradan libros que tengan capítulos excesivamente largos, sin pausas ni transiciones, pues se me hacen muy tediosos. La estructura y las subdivisiones en este libro hacen muy cómoda su lectura. Además, atrapa al lector desde el comienzo con sus planteamientos iniciales, pues recuerdo que leí casi el 20% del libro en una tarde y estamos hablando de un libro de 442 páginas (es la información que me proporciona el kindle, desconozco si la versión física tiene esta misma extensión). Debo decir que han sido pocos los libros causan ese efecto de lectura vertiginosa en mi, siendo Drácula uno de ellos. ¿Me atrevo a comparar Drácula con La llave del Abismo? No, en absoluto, pues no hay semejanzas. Sólo lo menciono para que se puedan percatarse de “el gancho” inicial que tiene el libro. En los primeros capítulos también es fácil darse cuenta de que las acciones se desarrollan en un mundo postapocalíptico y que los seres que lo habitan son andróginos y viven sólo para el placer y para sus rutinas. Reminescencias de Un Mundo Feliz, de Aldous Huxley. También hay unas menciones a “la biblia”, unos que otros epígrafes al comienzo de los capítulos y luego algo más en los diálogos entre los personajes. Acá se puede apreciar otro aspecto: Existe una profunda división entre los seres que habitan este “nuevo mundo”: Se dividen drásticamente entre creyentes y no creyentes. Los no creyentes vienen a ser seres normales que han optado por esa visión del mundo, mientras que los creyentes tienen, desarrollan o “sugestionan” habilidades sobrenaturales de distintos tipos, dependiendo del capítulo de “la biblia” en el cual se especialicen.

Ahora: ¿Por qué tantas comillas alrededor de “la biblia”? Porque no se trata de La Biblia en sí, sino de una colección de historias que los nuevos humanos han usado para guiar sus vidas y le han dado un trasfondo religioso para explicarse lo que ha sucedido en el mundo desde hace millones de años. ¿De qué va esto? Aquí es donde entran los mitos de Lovecraft, pues “la biblia” son historias Lovecraftianas y en efecto es denominada “la sagrada biblia del Amor - Artesanía”. Se puede apreciar el juego de palabras: Love = Amor, Craft  = Artesanía. En el libro se puede inferir rápidamente que hubo un cataclismo, que se define como “la caída del Color”, antes de la cual, según los protagonistas, no existían humanos. Hasta ahora, tenemos una mezcla relativamente aceptable. Desafortunadamente, cuando los personajes llegan a Japón, se comienza a tornar algo tedioso, tanto la narrativa como las mismas acciones que llevan a cabo nuestros protagonistas. Hay muchas explicaciones que no vienen a cuento y algunos giros lanzados con la idea de sorprender al lector, pero de verdad se hace muy fastidioso en ciertas partes. Creo que este excesivo alargamiento del libro y su narrativa no es bueno para mantener la atmosfera de suspenso-terror que se supone que tiene que generar.

Casi todos los protagonistas, con excepción de  Hector Darby, uno de los pocos hombres biológicos que existen, son diseñados genéticamente y cuanto más gasten sus “padres”, mejor será su desempeño e incluso apariencia. Ahora, sobre esto, casi todos son definidos como andróginos, incluso Darby menciona que hombres y mujeres son casi indistinguibles. Además, tienen una apariencia similar (todos usan cabello largo, sólo varía el color del mismo, así como de sus ojos). Esto me llevó a imaginármelos como una colección de personajes de ánime, al estilo de los Caballeros del Zodiaco, sólo que sin las armaduras. Otra cosa, todos son sexualmente ambiguos y no sólo de apariencia. Las relaciones homosexuales son cotidianas, pues ellos están “hechos” para gozarse unos a otros, para “compartir orgasmos”, según se menciona en varias partes de libro. Algunos incluso llegan a tener una relación de amor con otros. Hablo de todas estas cosas para que los que leen este blog tengan una idea de lo que van a encontrar dentro de este libro. En lo particular, los encontré bastante odiosos. Algunos son “bordes” como dirían mis amigos españoles (Yilane, por ejemplo), mientras que otros afectan una indiferencia absoluta. El protagonista, Daniel Kean, es un verdadero pelmazo. Es un debilucho, no tiene carácter ni fortaleza alguna. Si de un personaje de ánime se tratara, el sería Shinji Ikari, de Evangelión, pero rubio y con el cabello largo. Eso sí, sin la capacidad de estallar de rabia y de acabar con medio mundo, que al menos era una cualidad que redimía a Shinji. Únicamente cerca ya del final del libro hace algo realmente útil, aunque precisamente es él, por pura casualidad, el hilo conductor de la historia.  Para mí, los mejores personajes fueron Maya Müller, una chica ciega y el propio Hector Darby, que se ve mucho más humano que los diseñados.

Quitándole el cigarrilo, este bien podría ser uno de los protagonistas (Yilane o cualquier otro) o incluso Moon, uno de los villanos.

Quizás así es "La Verdad" el temible mercenario que es nombrado con espanto incluso entre sus propios aliados. Otro villano de los que aparecen en el libro. El paisaje del fondo podría ser la zona Hundida de Japón, una de las partes más aburridas del libro.

Conclusiones:

Un libro aceptable, con una historia muy original y una combinación de géneros que, en manos de algún otro autor, quizás no hubiera quedado tan bien. Eso sí, hay que conocer bastante bien los Mitos de Cthulhu para poder captar ciertas cosas. Las referencias a “la biblia” son muchas de ellas y alguien que no haya leído al genio de Providence se perdería por completo en este pastiche. Por lo que pude deducir (no me considero experto en Lovecraft, aunque me guste todo lo que tiene que ver con los mitos y su círculo), son así:

Capítulo 1: ¿El necronomicón?
Capítulo 2: ¿?
Capítulo 3: ¿?
Capítulo 4: La llamada de Cthulhu.
Capítulo 5: El color que cayó del cielo.
Capítulo 6: El horror de Dunwich.
Capítulo 7: ¿?
Capítulo 8: ¿?
Capítulo 9: ¿Los perros de tíndalos? Tengo mis dudas.
Capítulo 10: En las montañas de la locura.
Capítulo 11: La sombra sobre Innsmouth.
Capitulo 12: ¿?
Capítulo 13: El caso de Charles Dexter Ward.
Capítulo 14: ¿?

¿Cómo llegó la humanidad a considerar estos libros como textos sagrados? No haré spoilers, sino que te diré esto: la respuesta a esa pregunta está en el libro, que si tienes paciencia con sus capítulos intermedios, no te decepcionará. Si algún conocedor profundo de la obra de Lovecraft se topa con esté post y deduce cuales son los capítulos de “la biblia” que dejé con signos de interrogación, le agradecería que me haga llegar la información mediante los cometarios.


Hasta la próxima. Y con esto, aproveché el día extra que tenemos una vez cada cuatro años (29/02/2016).  

miércoles, 10 de febrero de 2016

To geek or not to geek?


No tenía pensado publicar nada hoy. Pero, como en un "flash", recordé casi integramente este texto que viene de la revista Todo Pantallas, número 9, del año 1994, correspondiente al mes de Junio. Era el editorial para jóvenes. 




Estas en la facultad, en el colegio o en tu lugar de trabajo. Y has cometido la imprudencia de hablar en voz alta de tu pasión por los hobbies audiovisuales y lúdicos: anoche te quedaste hasta las tantas viendo películas, leyendo algún libro o comic, jugando ROL o machacando algún programa o videojuego que estas a punto de terminar en la PC (o en la consola, todo vale). De repente te das cuenta de que algun@ de tus compañer@s te está mirando con una sonrisa hipercínica, condescendiente y medio despectiva en la boca y dice (en voz alta para que todos puedan tener constancia de su “madurez”): “¡Ay pero que tonterías, hijo, qué infantil eres!”




No te preocupes en absoluto. Porque esa sonrisa te tiene que dar bastante pena. En primer lugar, es un símbolo de incomprensión e ignorancia: esa persona sonríe porque no tiene NI IDEA de lo divertidos y entretenidos que pueden ser nuestros pasatiempos, sin que por entregarnos a ello nos conviertan de nuevo en primates. Y como no comprende, sonríe bobamente, que es uno de los mecanismos de defensa más cómodos de este país. La mayoría de las personas, mientras crecen, adquieren un falso auto-deber de convertirse en auténticos representantes con patas del aburrimiento, la monotonía y la rutina. Y odian profundamente a todos los que son capaces de compaginar la realidad – si, rutinaria y monótona en muchas ocasiones – con la afición por una serie de pasiones que la convierten en algo mucho más divertido; y no me refiero sólo a los hobbies audiovisuales y lúdicos, sino también a los viajes, a practicar deportes, etc. Normalmente, estos “adultos” (que a veces pueden tener 18 años y a veces 50), llaman a todo esto “adquirir sentido de la responsabilidad y hacerse maduros”. Pero por favor ¿qué pretenden con eso? ¿qué los chicos y los pocos adultos que se saltan las normas del aburrimiento se vuelvan como ellos? No por disfrutar una vez a la semana con estos temas la gente joven y esos pocos adultos son menos responsables o no se enteran de los problemas de nuestra sociedad. Pero si los jóvenes pasaran de todo esto y empezaran a “reaccionar” ante todos los problemas de los adultos, ¡la que se podría armar! Somos conscientes de gran cantidad de problemas – posiblemente los seres más sensible en cada familia sean los niños, precisamente los primeros que notan cuando las cosas no van bien – o la corrupción política que nos rodea y de todos los engominados sinvergüenzas ahora que hace unos meses la misma sociedad de “adultos” nos ponía como ejemplo y que ahora denuncian… ¡Vaya ejemplos de responsabilidad y madurez! Mientras llega el día de dejar nuestros hobbies, dejen que disfrutemos en paz. ¡Vivan las películas, las aventuras, los libros, el rol y los videojuegos! 

Un juego de ROL, entretenimiento sano donde los haya, que
estimula la imaginación de los participantes y los motiva a LEER.

Les cuento además, para cerrar ya, que me ha tocado vivirlo en varios aspectos: El hecho de estudiar o haber estudiado la carrera de informática hace que uno sea categorizado de forma negativa, y también, lamentablemente, con los libros: Acá la lectura está mal vista, indistintamente de si son libros de literatura o comics, y los que leen, para la gente "madura" de acá, son “geeks” o bichos raros. ¿Cómo espera la gente surgir si prefieren permanecer en la ignorancia y etiquetar negativamente a las personas que LEEN?

Mantén la calma y sigue siendo "geek"

viernes, 5 de febrero de 2016

Libros que poseo en físico - Parte 2 (y final)

Dado que el anterior salió algo más extenso de lo que pensé, acá traigo la 2da parte de los libros que poseo en físico y algo de historia, o si se quiere, anecdotas sobre ellos.



Misterio – Terror:
Siendo un gran aficionado a este género, los que me conocen se preguntarán porque tan pocos libros de este tema. Bueno, primero, no es algo que se halle en las librerías de acá de forma cotidiana. Segundo, tenía algunos otros más, pero entre las mudanzas y los préstamos los he perdido: El horror de Dunwich, el primer libro que leí de Lovecraft, allá en 1996) y uno de Relatos de los mitos de Cthulhu, de la editorial brugera se me extraviaron en mudanzas. Frankenstein lo presté y nunca me lo devolvieron, al igual que el primer ejemplar que tuve de Drácula. Esta edición que poseo en la actualidad tiene una traducción bastante buena, sin llegar a lo magnífico del anterior. Debo decir que no tiene el relato que incluyen algunas ediciones a modo de introducción, “El Invitado de Drácula”. Agrego aquí que la primera vez que leí este libro, me lo terminé en 3 ó 4 días, pues la trama era completamente atrapante. Es uno de esos que cada año vuelvo a leer.



El otro libro que muestro acá es el de Narraciones Extraordinarias, de Edgar Allan Poe. Incluye un prólogo donde analizan algunos aspectos de los relatos. Acá están La caída de la casa de Usher, El escarabajo de Oro, El Pozo y el péndulo, El manuscrito hallado en una botella, El Corazón delator, entre otros. Todos son cuentos muy buenos con ese toque macabro de Poe que muchos escritores y lectores admiramos.

J.K Rowling.

He leído los libros principales de la saga de Harry Potter, es decir, del 1 al 7. Pero siempre fueron prestados. Por supuesto, a diferencia de aquellos que yo presté (y no me devolvieron), yo si los regresé a sus dueños. Estos dos, La piedra Filosofal y El Prisionero de Azkaban, fueron un regalo de mi esposa. Debo decir que de todos los 7, mi favorito es El Prisionero de Azkaban, pues a lo largo de todo el libro se mantiene una atmosfera muy tensa y siniestra, asemejándose mucho más a un libro de misterio que a uno de fantasía. Hasta cerca mismo del final del libro el lector se mantiene a la expectativa, completamente en vilo, esperando el desenlace.



Como anécdota, les comento que el último de la saga lo leí completamente en inglés.

Aventuras y realismo.

¿Quién no conoce Moby Dick? Bueno, les presento la versión que poseo. Si, es ese libro amarillo, a la izquierda, gordo como una ballena (nunca mejor dicho). Podría decir que, junto con la Isla del Tesoro, es el libro que más he leído. Con este he ido en una especie de ascenso: primero leí la versión infantil, luego una juvenil (pero bastante resumida) y luego este que es la edición completa. Contiene incluso notas del traductor sobre los juegos de palabras que usaba el autor y que en muchos casos eran intraducibles, así como también las propias notas al pie que realizó Melville mientras lo escribía. Es un libro grandioso, lleno de simbolismos, pero también de descripciones enteras sobre lo que era la pesca de la ballena en el siglo XIX. Incluso hay un capítulo donde cuenta, de manera superficial, la historia del Essex, un barco de Nantucket que fue atacado y hundido por un cachalote, el cual es el tema central de la película “In the heart of the Sea”.



El de la izquierda es Viaje al Centro de la Tierra, de Julio Verne. El único libro de este autor que poseo y uno de los mejores, aunque este tiene ciertos detalles de traducción, en realidad son bastante pasables. Por supuesto que me gustaría tener más obras de este autor, pero hoy en día, al menos acá en mi país, son inconseguibles en físico.

Arriba tenemos la novela juvenil y de ambientación realista llamada Piedra de Mar. Otro de esos libros muy queridos de mi adolescencia, escrito por el venezolano Francisco Massiani. Sobre este libro ya he hablado largo y tendido en dos publicaciones anteriores, llegando al punto de “ponerle rostro” a los protagonistas y lugares que aparecen en el libro. Acá les dejo los enlaces: Lugares de libro - Piedra de Mar y Lugares y Protagonistas de libros - Piedra de Mar.

G.R.R. Martin.

Uno de los últimos (o el último) que he comprado en físico, este es el primer libro de la saga Canción de Hielo y Fuego: Juego de Tronos, que es el que da nombre a la exitosa y muy recomendable serie de HBO. Por supuesto, aunque fue publicado en 1996, acá no se sabía nada hasta la llegada de la serie y fue gracias a eso que pude conseguirlo. Eso fue para el 2012. Me costó 260 Bs. Luego, unos meses después, vi los demás y costaban cerca de 600 Bs cada uno. Había visto un kindle en 2100 Bs. Por el precio de los 4 libros que me faltaban, podía comprar el kindle y tener así muchos más libros aparte de los de esta saga. Y fue lo que hice. El resto de la saga lo leí en el mencionado artefacto.


¿Qué decir sobre este libro? ¡¡Pues es magnífico!! Está muy bien hecho y detallado en todo sentido. A pesar de su enorme tamaño, los capítulos transcurren y cuando caes en cuanta, ya vas llegando al final. Obviamente existen muchas diferencias respecto a la serie: El duelo de Ned Stark y Jaime Lannister, por ejemplo, fue específico para la serie; y varios pasajes más que fueron cambiados y que no puedo comentar sin hacer spoilers. Sin embargo, el mejor de la saga, hasta ahora, fue el 3er libro: Tormenta de Espadas. Y el que menos me ha gustado es el 5to, pues se me hizo muy largo, repetitivo y derivativo, con capítulos que transcurrían sin que sucediera algo realmente importante en la historia, y me parece que en ese libro (Danza de Dragones), el autor abusó del recurso del “cliffhanger, dejando en la oscuridad el destino de muchos personajes. Si ya estuvieran los otros listos, no me importaría eso, pero este autor es famoso por la cantidad enorme de tiempo que tarda en completarlos. Es más, hay quien dice que no va a terminar la saga y va a “trolear” a sus lectores o que se va a morir antes de terminarlos. Pero bueno, si eso pasa, SIEMPRE TENDREMOS PARÍS... Perdón, SIEMPRE TENDREMOS LA SERIE. Se me salió lo de Casablanca.

Recomendaciones finales.
He hablado bastante sobre el kindle. Este dispositivo me ha permitido leer muchos más libros de lo que jamás había pensado. Quisiera dejar por acá algunos de los que más me han gustado y que he podido leer allí:

·         Autores y libros clásicos, pues muchos son gratuitos o fáciles de conseguir: Stevenson, Verne, Poe, entre muchos otros.
·         Los libros de H.P. Lovecraft y su círculo: Son relatos y novelas excelentes y también son gratuitos la inmensa mayoría de ellos.
·         Los libros de terror de Adam Neville. Este es un autor británico contemporáneo del cual he leído 3 libros en el kindle: El fin de los días,  Apartamento 16 y El Ritual. Este último está muy bien ambientado, en la línea de los relatos de Algernon Blackwood e incluso inicia con un epígrafe de este autor. Libros de Adam Nevill en Amazon
·         Obras de divulgación científica, especialmente las de Carl Sagan. Podría afirmar que su libro “El mundo y sus demonios” (reseñado acá), es otro de esos libros que le cambia a una persona las perspectivas, iluminándole en muchos aspectos.
·         Por supuesto, no podía cerrar este post sin recomendar los libros de mi buen amigo R.R. López:
o   Cuatro Caminos hacia el Hades, el cual es gratuito y pueden conseguirlo en el blog del autor, acá: http://historiasquenocontariaamimadre.com/descargas-gratis-relatos-libros-y-mucho-mas/
o   Historias que no contaría a mi madre: También es gratis y lo obtienen suscribiéndose a su blog: Historias que no Contaría a mi Madre.
o   Imposible pero incierto, una novela de horror co(s)mico: De ambientación lovecraftiana, viene a ser la 2da parte del anterior. Es un libro genial, con el toque de humor que caracteriza a su autor, pero esta vez en una historia más oscura y envolvente. Imposible pero incierto en Amazon. Lean las reseñas y vean. 
o   Lo poco que sé del misterio: Su último libro publicado, el cual es un trabajo de no ficción que engloba el contacto, lejano o cercano, que ha tenido el autor con algunos de los misterios más conocidos (tras los pasos de Drácula, el monstruo del Lago Ness) y que se trata de cómo puede una persona a quien le interesan estos temas abordarlos o investigarlos. En este post está mi reseña al respecto. Además, este último libro es ideal para leer en medios digitales, pues el autor deja gran cantidad de material adicional en forma de enlaces a estudios, comprobaciones de expertos, videos y fotos. ¡¡Toda una joya!! Lo poco que sé del misterio en Amazon.


miércoles, 3 de febrero de 2016

Libros que poseo en físico y algo de historia sobre ellos.

Un saludo a todos. Hoy quisiera compartirles algunos de mis tesoros. Me refiero a libros. Estos son los libros que poseo en físico. Muchos de ellos los he leído en reiteradas ocasiones a lo largo de los años, pues muchos de ellos los poseo desde hace más de 20. Ahora tengo un Kindle de Amazon, donde leo cantidad de libros que es imposible conseguir en físico o son demasiado costosos. Sí, porque hasta los costos de los libros se han disparado en mi país, mientras que el nivel cultural (y de lectura) ha descendido en picado desde hace mucho tiempo.



R.L. Stevenson
Comenzamos entonces con uno de mis autores favoritos: Robert Louis Stevenson. El primer libro de literatura que terminé fue La Isla del Tesoro, cuando contaba con 12 años. No fue exactamente esta edición que muestro acá, pero en la actualidad es el que poseo. Lo adquirí de 2da mano en 1994 y ya estaba más o menos como lo ven. 

De izquierda a derecha: Las nuevas Mil y una noches, La isla del Tesoro, de la editorial Clásicos Juveniles Altea y El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, de Ediciones Anaya.
Aquí podemos ver también otros dos de mis libros favoritos: El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, que es una novela de misterio-suspenso-terror, algo muy distinto de los relatos  aventureros a los cuales nos tenía acostumbrados Stevenson. Entre los temas tratados en Dr. Jekyll & Mr. Hyde se encuentran la dualidad humana, elemento que está siempre presente en muchos relatos de este autor. En esta edición (Anaya), que tiene una traducción magnífica, se incluyen también dos relatos: Olalla, que es una historia de romance gótico, ambientada en España,  con un giro argumental bastante bueno; y para cerrar, Markheim, una historia donde aparece el demonio como vigilante atento y censor de las maldades de los seres humanos. Además, al final, el libro trae un estudio sobre el autor, la época y un análisis bastante profesional sobre cada uno de los relatos. El otro libro, es Las nuevas mil y una noches, una colección de relatos cortos, de los cuales los primeros siete están interrelacionados: La historia del joven de las tartas de crema, La historia del médico y el baúl de Saratoga y La aventura de los coches de alquiler juntos conforman El Club de los Suicidas. El diamante del Rajá, es otra historia que está formado por los relatos La historia de la sombrerera, la aventura del joven eclesiástico, la casa de las persianas verdes y la aventura del príncipe Florizel y el detective. Estos dos se ambientan en Londres y París en la época victoriana (Siglo XIX). Los dos últimos, Refugio por una noche y La puerta del Señor de Malétroit, están ambientados en el siglo XV y se encuentran ambientados en París y no tienen ninguna relación entre sí. Es un libro magnífico, para leer entre libros más largos e ideal para un lector “novato” que quiera iniciarse en la literatura de una forma ligera.

Debo agregar que también he leído de este autor, en el kindle, El diablo en la botella, que es un relato excelente y bastante reflexivo sobre los deseos y el precio que conlleva verlos realizados y La Flecha Negra, que está ambientado en La Guerra de las Rosas, la guerra civil que sacudió Inglaterra en el siglo XV y que enfrentó a las casas de York y Lancaster por el trono del reino.

Acá les dejo la dedicatoria que trajo esta edición de la Isla del Tesoro:

“AL COMPRADOR INDECISO
Si las historias y canciones marineras,
tempestades y aventuras, calor y frío;
si goletas, islas y robinsones
y bucaneros y tesoros enterrados,
y todos los antiguos romances, cantados de nuevo,
exactamente igual, a la vieja usanza,
pueden gustar, como a mí me gustaban en la juventud,
a los juiciosos jóvenes de hoy:
Así sea y ¡adelante! Pero si esto no ocurre,
si los jóvenes estudiosos de hoy ya no anhelan
viajes con Kingston, Ballantyne o Cooper
por bosques y a través de las olas;
¡Así sea también! ¡Y sólo quiero yo
compartir la sepultura con mis piratas,
allí donde yacen estos y todas sus creaciones!”
Robert Louis Stevenson

Ilustración de la nave La Hispaniola, según la describen en el libro.

Distribución del barco, algunos tipos de nudos y velas con las cuales se aparejaba un barco.

Mapa de La isla del Tesoro, con las indicaciones, tal como se describe en el libro.

J.R.R. Tolkien.
Si existe alguien en esta época que no conozca la obra de Tolkien hay dos posibilidades: tiene menos de 10 años de vida o ha vivido aislado del mundo, bajo una roca o quizás en la luna. Es uno de mis autores contemporáneos favoritos, padre de la fantasía épica y creador de uno de los mundos más vastos y detallados que existen: La Tierra Media (Middle Earth). Aunque conocía la obra de Tolkien desde 1994, no fue sino hasta el 2001, con el estreno de la película El Señor de los Anillos: La comunidad del anillo (una de mis favoritas de todos los tiempos, empatada en el 1er lugar con El Padrino y Starwars: El Imperio Contraataca) que pude conseguir estos libros que les presento acá. Los primeros que hallé fueron El Silmarillion y el Hobbit, los cuales leí antes del estreno de la película. Luego pude comprar los 3 que conforman la historia de la guerra del Anillo: La comunidad del Anillo, Las dos torres y El retorno del Rey. El silmarillion, para los que no lo conocen, relata la creación del mundo, llamado Arda y contiene relatos correspondientes a la primera edad, a tiempos antiquísimos antes de que existieran el Sol y la Luna. Habla de la creación de los ainur, que vienen a ser equivalentes a los ángeles, la rebelión de uno de ellos, teniendo gran paralelismo, según me cuentan, con Paraíso Perdido de John Milton, la creación de los Elfos y los Hombres y muchas de las cosas que sucedieron durante los primeros tiempos del mundo.
De izquierda a Derecha y de Arriba hacia abajo: El Silmarillion, el Hobbit, Trilogía El Señor de los Anillos y Los Hijos de Húrin.
 El de la derecha, Los Hijos de Húrin es el relato detallado de una de las historias que conforman el Silmarillion, la que trata de Turín Turambar, el personaje con más mala suerte de toda Arda. Turín es un héroe trágico, que deseaba hacer cosas bien (excepto eso de meterse a bandido), pero que por obra de una maldición que el primer Señor Oscuro Melkor (de quien Saurón era por entonces sólo un sirviente) puso sobre su padre y sobre toda su familia, siempre que intentaba algo sólo empeoraba las cosas. Incluso se cambió el nombre, a ver si la maldición lo dejaba, pero no sirvió de nada. A pesar de esto, grandes hazañas llevó a cabo y está considerado uno de los mayores héroes de Arda, volverá blandiendo su espada Anglachel cuando sea el momento de la batalla del final de los tiempos. Este libro, aunque es un tanto pesado, en el mismo estilo del Silmarillion, es bastante bueno y amplía grandemente una historia que se cuenta de forma escueta en aquel. Me gustaría que existiera uno así sobre Beren y Luthien. Por cierto, si alguna vez se da el hecho de que El Silmarillion es adaptado, no deben hacerlo en forma de película, sino en forma de serie, como sucedió con Game of Thrones. Y aunque me encantó lo que hizo Peter Jackson con la trilogía de los Anillos, este no debe acercarse, ni con garrocha a El Silmarillion.

Bueno, como este post se extendió mucho más de lo que pensaba, haré la 2da parte en otro momento, hablando de los otros libros que están en la foto inicial. Hasta entonces, amig@s. (Si sé que este es un mal uso del carácter @, pero me tomaré esa licencia)